En el mercado encontramos cada vez con más frecuencia productos como leche asturiana fibra que cada vez son más demandados por los consumidores. Pero, ¿realmente mejor la leche al añadirle fibra o se trata tan solo de una técnica publicitaria?

Los consumidores son cada vez más exigentes con lo que compran y aprecian mucho que un producto que les gusta aporte algún extra que no tenga la competencia. La leche con fibra, la enriquecida con calcio o la que aporta dosis extras de omega-3 con ejemplos de productos clásicos con un plus. Y, la verdad, es que en algunos casos merecen la pena, como es el de la leche con fibra.

Estas son tres argumentos por los que comprar leche con fibra puede ser una buena idea para muchas personas:

-Es una manera de tomar fibra sin darse cuenta. El sabor de la fibra no agrada a todo el mundo. Muchas personas no soportan siquiera tomar el pan integral porque se les hace muy fuerte su sabor, para cuánto más unos cereales de fibra. Para ellos es como comer un trozo de cartón, seco e insípido. Pero beber un vaso de leche de su marca favorita con fibra no es un sacrificio. Aunque el sabor puede tener una ligera variación esta no es molesta al gusto y para la mayor parte de la gente es totalmente asumible.

-Es mucho más digestiva que otras clases de fibra. Cuando se tiene una digestión sensible la fibra no ayuda a mejorarla. El intestino no es capaz de digerir la mayor parte de las fibras que consumimos y su función es la de arrastrar, limpiando de esa manera todo el tránsito intestinal. No obstante, parte de la fibra sí que se digiere y no siempre es sencillo para el cuerpo hacerlo, lo que puede causar gases y molestias.

-Permite tomar la dosis de fibra recomendada por la mañana sin tener que desayunar. Muchas personas no son capaces de tomar nada por la mañana y prefieren comer a media mañana. Se llevan una fruta al trabajo o se toman unas tostadas en la cafetería. Pero ese desayuno no les aporta la fibra que necesitan. Tomarse un vaso de leche por la mañana no les supone tanto esfuerzo como tomar una barra de fibra o unos cereales, pero les aporta la dosis necesaria para que su organismo funcione bien.