En la actualidad hay una serie de productos que os permitirán limpiar el coche totalmente en seco. Estas sustancias bastará con ser aplicadas en paño o toalla de microfibra, preferentemente y pasarla por el coche, ya que así se encargará de recoger la suciedad.

 

Por otro lado, no estará de más que protejas el coche ya sea con cera o con un repelente de agua sobre la superficie pintada cuando esté húmeda. Además, en determinados puntos como los espejos, las propias luces traseras y el logotipo podrás dar aire con un secador. El objetivo es conseguir eliminar el agua que haya podido quedar atrapada en los diferentes conductos.

 

En cuanto a la tapicería del coche en el caso de que esté manchada para intentar eliminar dichas manchas necesitaréis diferentes herramientas que van desde un cubo y un cepillo a una pastilla de jabón, trapos y guantes de goma. Antes tendrás que comprobar que los productos que vas a usar no destiñen y que si usáis un disolvente aunque estos diluyen el aceite y la grasa sí que pueden no solo no quitar las manchas de grasa sino aposentarlas más sobre la tapicería.

Las boquillas de la aspiradora serán tus aliadas para limpiar los apartados y conductos de ventilación del interior del vehículo. Y listo si sigues estos pasos de manera periódica no solo tendrás el coche como los chorros del oro sino que prolongarás su vida. Como ves son unos consejos fáciles de seguir que no te supondrán un gasto extra y podrás hacer en apenas una hora. Además de ahorrarte un pico en ir a que te limpien el coche, por descontado.

Todo esto por ejemplo puede ser muy útil si os animáis a comprar vehiculos industriales segunda mano porque seguro que necesitan una buena limpieza a fondo del coche.

 

Sólo tendréis que seguir estos pasos y listo. Conseguiréis limpiar vuestro coche de segunda mano y tenerlo impoluto en menos tiempo del que pensáis.