Los ladrones no tienen vacaciones ni saben de descansos, aprovechan sobre todo en las épocas en las que la mayoría de la gente sí se va de vacaciones, porque de ese modo lo tienen más fácil para robar si los pisos están vacíos, son unos cobardes porque cuando hay gente en casa nunca se atreverían a entrar a robar.

Menudo fastidio cuando después de pasar unas vacaciones estupendas, cuando llegas a casa te das cuenta de que un ladrón sin escrúpulos te ha forzado la cerradura y te ha robado lo que más querías, y ahora debes de llamar a un Cerrajero barato en San Sebastian 24h, para que te instale otra cerradura para poder pasar la noche con un poco de seguridad y no tener que tener la puerta abierta, esperemos que el cerrajero instale una cerradura de mejor calidad para que los ladrones no lo tengan tan sencillo si lo van a intentar otra vez.

Cuando nos vamos de vacaciones hay que dejar a alguien, ya sea un familiar o un amigo, que mantenga el piso o la casa en unas condiciones en las que parezca que nadie se ha ido de vacaciones y que la casa o el piso sigue habitado, hay que recoger el correo del buzón, que es uno de los primeros indicadores que les puede indicar a los ladrones de que no hay nadie en la vivienda, también hay que abrir las persianas durante el día para que parezca que hay movimiento dentro de la vivienda y que los ladrones no se vean atraídos por la falta de movimiento. Si no dejamos a nadie que se ocupe de nuestra vivienda durante nuestras vacaciones nos arriesgamos a que cualquier  ladrón pueda aprovechar su oportunidad y desvalijarnos sin ninguna clase de piedad. No eres el primero al que le roban teniendo en su casa alarma, puerta blindada y otras supuestas formas de seguridad, al final solo vale que quede alguien para vigilar nuestra casa y tiene que ser alguien de confianza siempre, no te vaya a robar aquel o aquella que queda al cargo de tu casa.