Las terrazas en los bares se están convirtiendo en todo un reclamo para los clientes, pero hay veces que los propietarios de los bares se creen que las aceras son de su propiedad solamente porque están delante de sus locales, hay sitios donde hay  terrazas hostelría en aceras en las que no debería de haber ninguna clase de terraza, si la acera no tiene unas dimensiones mínimas no puede haber terrazas. Las aceras se hacen para que circulen las personas y no para que los bares las utilicen a su gusto, hay muchas aceras de las que te tienes que bajar a la calzada para poder caminar por la calle a causa de las terrazas de los bares.

 

Por mucho que nos gusten las terrazas esto es algo que no se puede permitir, en mi ciudad a los bares les compensa pagar las multas que son irrisorias a retirar sus terrazas ya que ganan más dinero en un día en la terraza que el precio de la multa de un mes, por lo que al final hacen lo que les da la gana sin importarles los usuarios de las aceras, y que no se te ocurra decirles nada al respecto a los dueños de los bares que pondrán el grito en el cielo diciendo que sus terrazas son completamente legales, cosa que en muchos casos es completamente falsos, hay infinidad de terrazas que ni tan siquiera han pedido los permisos pertinentes en el ayuntamiento, pero ya se sabe cómo se hacen las cosas en nuestro país, por lo general como a cada uno le dé la gana al parecer.
Además hay ciudades que están saturadas de bares, casi hay más bares que personas, tuve un compañero de trabajo que me decía que venía de barcelona y que allí había, muchísimos menos bares de los que hay en la ciudad en la que vivimos, hay muchas calles pequeñas que a lo mejor disponen de cinco o seis bares y en todos ellos hay alguien tomándose algo, me parece algo exagerado pero si los hay es porque hay gente que va a esos bares.