Si tienes un pequeño estudio al que quieres darle un aire bohemio y acogedor, te tocará decorarlo con buen gusto y eligiendo bien todos los detalles. Sobre todo si se trata de un estudio pequeño en el que todo cuenta para estar bien.

Si el estudio tiene un solo ambiente un buen consejo es colocar la cama en un altillo. Así, podrás aprovechar el espacio que queda debajo para colocar tu mesa de trabajo o un sillón para ver la televisión.

Los altillos son perfectos en estudios antiguos, que suelen tener una cierta altura en sus pisos y que evitan de este modo que la cama quede demasiado encajada. Es fundamental tener espacio para poder sentarse con comodidad sobre la cama aunque no podamos ponernos totalmente de pie.

Independientemente del material del que se haga el altillo se puede forrar de madera para que quede más agradable, tanto en color natural como en tono blanco. Si los techos son demasiado bajos hay un sistema perfecto para aprovechar el espacio, se trata de camas en altillo que, mediante un sistema electrónico, suben hasta el techo cuando no se usan y bajan hasta la altura que se desee a la hora de dormir. Todo esto lo hacen mediante un sistema en la pared.

El sofá para ver la televisión puede decorarse con varios fulares para darle un toque de color y la tele puede ir directamente sobre la pared, para ganar el espacio que ocuparía un mueble. Si se necesita espacio de almacenamiento se debe de integrar en un mueble que cubra una de las paredes, de modo que todo quede ordenado pero no haya cosas en todos los rincones de la casa.

El espacio para la cocina tiene que estar situado cerca de una ventana para poder instalar con facilidad un extractor potente, evitando así olores en toda la casa. Si el espacio lo permite, una pequeña isla es muy práctica ya que puede hacer a la vez las funciones de mesa para trabajar y de mesa de comedor.

Los detalles tienen que aportar cuanto sea posible sin ocupar demasiado espacio. Un ejemplo son las lámparas con ventilador que evitan tener uno de estos aparatos a mayores ocupando sitio durante todo el año. Las cortinas venecianas también son perfectas porque son muy atractivas y bonitas, pero no tienen vuelo.

Los muebles con doble función son siempre perfectos: los sofá cama para poder tener un lugar para los invitados, las mesas de centro con espacio para almacenaje o que ocultan algunos asientos, o bases para la cama con arcón.